Accés al contingut Accés al menú de la secció
 
Per reproduir correctament aquest contingut és necessari instal·lar el programari Adobe Flash Player. Si us plau, baixeu-vos l'última versió, només us requerirà uns instants.

Endoscopia

La endoscopia digestiva engloba diferentes procedimientos que permiten visualizar una gran parte del aparato digestivo, tanto para diagnosticar posibles enfermedades como para tratar algunas lesiones que hasta ahora comportaban cirugías más complejas.


Endoscopia digestiva alta o gastroscopia

Es una exploración para visualizar el esófago, el estómago y el duodeno.

¿En qué consiste?
Consiste en introducir por la boca un tubo flexible, llamado endoscopio, que tiene una pequeña cámara en la punta, y conducirlo hasta un poco más allá del estómago. Las imágenes se ven en una pantalla.

¿Para qué se utiliza normalmente?
Para conocer las causas de hemorragias o molestias digestivas, como el dolor de estómago, la acidez o la dificultad para tragar, para detectar diferentes lesiones, como pólipos, tumores o úlceras, y para extraer cuerpos extraños (espinas o huesos, monedas, pilas o piezas de juguetes pequeños, etc.). Durante el procedimiento, se puede tomar una muestra de tejido (biopsia) para analizarla o hacer los tratamientos que sean necesarios. Por lo tanto, no es únicamente una herramienta diagnóstica, sino que también puede ser terapéutica, si conviene.

¿Cómo se lleva a cabo?
Se introduce por la boca el tubo flexible con el que se explorará el tubo digestivo. En la mayoría de casos se administra algún tipo de anestesia. En algunas personas es mejor la anestesia local (en el cuello) y en otras la sedación general. El especialista lo tiene que valorar.

El personal sanitario le informará sobre la prueba, le aclarará cualquier duda que tenga y le hará firmar un documento de consentimiento informado.

¿Cómo se tiene que preparar?
Debe estar en ayunas 6 horas antes de la prueba. Durante este tiempo ni siquiera puede tomar agua. Si lleva alguna prótesis cardíaca o toma algún medicamento debe avisar antes al médico.

Cuando se haga la prueba con sedación es importante tener en cuenta que tiene que venir acompañado de otra persona adulta y que no puede conducir cuando se marche.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?
Cuando el procedimiento se lleva a cabo con anestesia local en el cuello, en algunos casos se puede notar sensación de náusea. Al acabar, podrá empezar a comer después de unos 20-30 minutos, cuando sienta el cuello bien despierto.

Si se hace la prueba con sedación, lo más probable es que no se dé cuenta del procedimiento y no recuerde nada. Al cabo de una hora puede beber un poco de agua y, si la tolera bien, empezar a comer normal.

¿Quién le hará la prueba?
Un equipo constituido por el especialista en endoscopia, enfermeros y, si conviene, el anestesista. El equipo estará pendiente de usted durante toda la prueba.

¿Quién interpretará los resultados?
El especialista en endoscopia interpretará la prueba y emitirá un informe.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?
Cuando hay que encontrar el origen de algún dolor o hemorragia que afecta al esófago, al estómago y/o al duodeno.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?
Avise al médico:

• Si cree que está embarazada, ya que se tendría que confirmar el embarazo y valorar la idoneidad de la exploración.
• Si da el pecho, ya que también se deberá valorar la idoneidad de la exploración.
• Si toma algún medicamento anticoagulante, como el Sintrom, el Plavix o la aspirina.
• Si lleva marcapasos.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta
Puede ser que, después de hacer la prueba, el médico decida hacer pruebas adicionales. En cualquier caso, si hay que hacer más exploraciones, no siempre quiere decir que se haya detectado algo anormal, sino que hacen falta otros tipos de imágenes.

 

Colonoscopia

Es una exploración para visualizar el colon y el recto.

¿En qué consiste?
Consiste en introducir por el ano un tubo flexible, llamado endoscopio, que tiene una pequeña cámara en la punta, y conducirlo hasta el final del colon. Las imágenes se ven en una pantalla. En caso de considerarlo necesario, se tomará una pequeña muestra de tejido (biopsia).

¿Para qué se utiliza normalmente?
Para conocer las causas de dolor abdominal, sangre en las deposiciones, diarreas o estreñimiento continuo. Es la exploración más eficaz para prevenir el cáncer de colon.

Si durante la exploración se detecta algún pólipo se puede aprovechar para extirparlo de forma sencilla. También hay otras lesiones que se pueden tratar en el mismo momento.

¿Cómo se lleva a cabo?
Se introduce el endoscopio por el ano. Actualmente, en la mayoría de casos y de centros, acostumbra a hacerse con sedación.

El personal sanitario le informará sobre la prueba, le aclarará cualquier duda que tenga y le hará firmar un documento de consentimiento informado.

¿Cómo se tiene que preparar?
Tiene que tomar laxantes para vaciar el intestino y que se pueda hacer bien la exploración. Tiene que seguir estrictamente las pautas que le indique el médico.

Tiene que haber acabado de tomar toda la preparación 6 horas antes de hacer la prueba, el mismo tiempo que debe estar en ayunas.

En la mayoría de los casos, la prueba se hace con sedación o anestesia. Por lo tanto, tiene que venir acompañado de una persona adulta y no puede conducir cuando se marche.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?
Si la prueba se hace sin sedación, puede tener sensación de ir al lavabo y notar algunas molestias a causa de la distensión abdominal. Estas molestias desaparecerán cuando expulse los gases del intestino.

Si la prueba se hace con sedación, lo más probable es que no se dé cuenta del procedimiento y, cuando se despierte, no recuerde nada. Aun así, es posible que note alguna molestia abdominal que desaparecerá cuando expulse el aire del intestino. Después de una hora, aproximadamente, puede empezar a beber líquidos e introducir los alimentos sólidos.

A pesar de que se utilice correctamente la técnica, en algunos casos (entre un 1 y un 15%) se pueden manifestar efectos secundarios como mareo, distensión abdominal, dolor abdominal, hemorragia, perforación o alteraciones cardiorrespiratorias. Las situaciones graves son muy excepcionales.

¿Quién le hará la prueba?
Un equipo constituido por el especialista en endoscopia, enfermeros y, si conviene, el anestesista. El equipo estará pendiente de usted durante toda la prueba.

¿Quién interpretará los resultados?
El especialista en endoscopia interpretará la prueba y emitirá un informe.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?
Cuando hay que encontrar el origen de algún dolor o hemorragia que afecta al colon o al recto.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?
Avise al médico:

• Si cree que está embarazada, ya que se tendrá que confirmar el embarazo y valorar la idoneidad de la exploración.
• Si da el pecho, ya que también habrá que valorar la idoneidad de la exploración.
• Si toma algún medicamento anticoagulante, como el Sintrom, el Plavix o la aspirina.
• Si sufre alguna enfermedad cardíaca o respiratoria.
• Si lleva alguna prótesis.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta
Puede ser que, después de hacer la prueba, el médico decida hacer pruebas adicionales. En cualquier caso, si hay que hacer más exploraciones, no siempre quiere decir que se haya detectado algo anormal, sino que hacen falta otros tipos de imágenes.

 

Colangiopancreaticografía retrógrada endoscópica (CPRE)

Es una exploración para visualizar el aparato digestivo que combina la endoscopia alta y la radiología. Permite explorar el duodeno y los conductos biliares y pancreáticos que transportan la bilis y las enzimas necesarias para la digestión. En la mayoría de los casos, además, es terapéutica.

¿En qué consiste?
Consiste en introducir por la boca un tubo flexible, llamado endoscopio, que tiene una pequeña cámara en la punta, y conducirlo hasta el duodeno. Cuando llega a este punto, se coloca una sonda a través de los conductos biliares y pancreáticos, en la cual se inyecta un contraste que permite efectuar el estudio radiológico y aplicar el tratamiento que haga falta.

¿Para qué se utiliza normalmente?
Para conocer las causas de síntomas relacionados con enfermedades de la vesícula biliar y del páncreas. Se pueden identificar lesiones que se pueden tratar durante la exploración. Se pueden extraer cálculos, colocar prótesis, extirpar pólipos, hacer drenajes u otras intervenciones.

¿Cómo se lleva a cabo?
Se introduce por la boca el tubo flexible con el que se explorará el tubo digestivo y las vías biliares. Esta prueba siempre se hace con anestesia. Permanecerá ingresado durante unas horas, que es lo que se llama hospitalización ambulatoria. Después de la prueba, deberá estar en observación un mínimo de 6 horas. Al día siguiente podrá retomar la actividad normal.

El personal sanitario le informará sobre la prueba, le aclarará cualquier duda que tenga y le hará firmar un documento de consentimiento informado.

¿Cómo se tiene que preparar?
Tiene que estar en ayunas 8 horas antes de la prueba. Estará ingresado durante unas horas, que es lo que se llama hospitalización ambulatoria. Si sufre alguna enfermedad o alergia a algún medicamento o al contraste debe comunicarlo antes al médico.

Tiene que sacar-se prótesis dentales, colgantes, piercings, relojes u otras joyas, maquillaje o esmalte de uñas.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?
Se le administrarán medicamentos sedantes. Por eso, lo más probable es que no se dé cuenta del procedimiento y, cuando se despierte, no recuerde nada. Una vez terminada la prueba, deberá estar en observación, continuar en ayunas y guardar reposo en la cama durante un mínimo de 6 horas. Al día siguiente puede retomar la actividad normal.

Las complicaciones, entre las que encontraríamos la pancreatitis, la hemorragia, la infección, la perforación del intestino y alteraciones cardiorrespiratorias, son muy poco frecuentes.

¿Quién le hará la prueba?
Un equipo constituido por el especialista en endoscopia, enfermeros y, si conviene, el anestesista. El equipo estará pendiente de usted durante y después de la prueba.

¿Quién interpretará los resultados?
El especialista en endoscopia interpretará la prueba y emitirá un informe.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?
Cuando el médico cree que puede haber alguna enfermedad relacionada con la vesícula biliar y el páncreas.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?
Avise al médico:

• Si cree que está embarazada, ya que se tendrá que confirmar el embarazo y valorar la idoneidad de la exploración.
• Si da el pecho, ya que también habrá que valorar la idoneidad de la exploración.
• Si toma algún medicamento anticoagulante, como el Sintrom, el Plavix o la aspirina.
• Si sufre alguna enfermedad cardíaca o respiratoria.
• Si lleva alguna prótesis.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta
Puede ser que, después de hacer la prueba, el médico decida hacer pruebas adicionales. En cualquier caso, si hay que hacer más exploraciones, no siempre quiere decir que se haya detectado algo anormal, sino que hacen falta otros tipos de imágenes.

 

Ecoendoscopia o ultrasonografía endoscópica (ECO o USE)

Es una exploración para visualizar el aparato digestivo y otros órganos que se encuentran fuera, alrededor, en la que se combina la endoscopia y la ecografía.

¿En qué consiste?
Consiste en introducir un tubo flexible, llamado endoscopio, que tiene una pequeña cámara en la punta, por la boca o por el ano, según si se trata de una ecoendoscopia baja o alta.

¿Para qué se utiliza normalmente?
Para conocer las causas de algunos síntomas relacionados con patologías del tubo digestivo. Cuando hay un tumor se puede determinar en qué estado se encuentra.

¿Cómo se lleva a cabo?
Si la exploración está en el aparato digestivo alto, el anestesista le calmará antes de introducir el endoscopio. Si es por el recto, el médico valorará si hace falta sedación o no, según si prevé que hay posibilidad de intervenir.

El personal sanitario le informará sobre la prueba, le aclarará cualquier duda que tenga y le hará firmar un documento de consentimiento informado.

¿Cómo se tiene que preparar?
Tiene que estar en ayunas 8 horas antes de la prueba. Si sufre alguna enfermedad o alergia a algún medicamento o al contraste, debe comunicarlo al médico.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?
Las complicaciones, entre las que podríamos encontrar la pancreatitis, la hemorragia, la infección, la perforación del intestino y alteraciones cardiorrespiratorias, son muy poco frecuentes. Podrá reanudar su actividad normal al cabo de 12 horas.

¿Quién le hará la prueba?
Un equipo constituido por el especialista en endoscopia, enfermeros y, si conviene, el anestesista. El equipo estará pendiente de usted durante y después de la prueba.

¿Quién interpretará los resultados?
El especialista en endoscopia interpretará la prueba y emitirá un informe.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?
Cuando el médico cree que puede haber alguna enfermedad relacionada con la vesícula biliar y el páncreas.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?
Avise al médico:

• Si cree que está embarazada, ya que se tendrá que confirmar el embarazo y valorar la idoneidad de la exploración.
• Si da el pecho, ya que también habrá que valorar la idoneidad de la exploración.
• Si toma algún medicamento anticoagulante, como el Sintrom, el Plavix o la aspirina.
• Si sufre alguna enfermedad cardíaca o respiratoria.
• Si lleva alguna prótesis.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta
Puede ser que, después de hacer la prueba, el médico decida hacer pruebas adicionales. En cualquier caso, si hay que hacer más exploraciones, no siempre quiere decir que se haya detectado algo anormal, sino que hacen falta otros tipos de imágenes.

 

Cápsula endoscópica

Es un pequeño dispositivo, como una píldora, que permite registrar imágenes de todo el aparato digestivo.

¿En qué consiste?
Se trata de una cápsula de unos dos centímetros que contiene una microcámara. Se traga con agua y, desde el momento en que entra por la boca hasta que sale por el ano, cuando se evacua, capta imágenes de todo el aparato digestivo. La microcámara hace el recorrido del tubo digestivo gracias a los movimientos intestinales y registra dos imágenes por segundo.

¿Para qué se utiliza normalmente?
Para conocer las causas de algunos síntomas relacionados con patologías del tubo digestivo.

¿Cómo se lleva a cabo?
El paciente o la paciente se tiene que tomar la cápsula con un vaso de agua. Además, se debe poner un cinturón con un dispositivo que es como una petaca y que registra las imágenes que capta la microcámara.

Una vez se tragado la cápsula y se ha puesto en funcionamiento el registrador, se puede ir a hacer lo que quiera (ir a casa, a pasear, trabajar o desayunar). Después de 6 horas tiene que volver a la consulta. Los especialistas retirarán el registrador para transferir las imágenes a un ordenador y procesarlas.

Transcurridos un máximo de 4 días, se eliminará la cápsula en los excrementos. Si no fuera así, hay que ir al médico. Puede ser que la expulse sin darse cuenta.

El personal sanitario le informará sobre la prueba, le aclarará cualquier duda que tenga y le hará firmar un documento de consentimiento informado.

¿Cómo se tiene que preparar?
Tres días antes debe hacer una dieta específica. Tiene que estar en ayunas 6 horas antes de la prueba. Tendrá que tomar laxantes para vaciar el intestino y poder hacer bien la exploración. Tiene que seguir estrictamente las pautas que le dé el médico.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?
Las complicaciones son muy poco frecuentes, pero existe el riesgo de que la cápsula quede enclavada y se tenga que recurrir a la cirugía para eliminarla. El riesgo es más alto en los pacientes de los que se sospecha que sufren obstrucción intestinal.

¿Quién le hará la prueba?
Un equipo de médicos y personal sanitario.

¿Quién interpretará los resultados?
El especialista en endoscopia interpretará la prueba y emitirá un informe.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?
Se utiliza en casos como las hemorragias en las que no se ha podido identificar la causa por otros procedimientos. También se puede plantear su uso en algunos pacientes que sufren la enfermedad de Crohn y con poliposis intestinal.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?
Avise al médico:

• Si cree que está embarazada, ya que se tendrá que confirmar el embarazo y valorar la idoneidad de la exploración.
• Si da el pecho, ya que también habrá que valorar la idoneidad de la exploración.
• Si toma algún medicamento anticoagulante, como el Sintrom, el Plavix o la aspirina.
• Si sufre alguna enfermedad cardíaca o respiratoria.
• Si lleva alguna prótesis.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta
Puede ser que, después de hacer la prueba, el médico decida hacer pruebas adicionales. En cualquier caso, si hay que hacer más exploraciones, no siempre quiere decir que se haya detectado algo anormal, sino que hacen falta otros tipos de imágenes.

 
Fecha de actualización: 25.06.2013