Accés al contingut Accés al menú de la secció
Diagnóstico por la imagen  > Ciudadanía  > Preguntas frecuentes
 

Preguntas frecuentes

Respuestas a sus dudas sobre el diagnóstico por la imagen.
 

¿Cómo funciona la prueba que me harán?
El médico le informará sobre como será la prueba que le harán. También puede consultar el funcionamiento de su prueba.

 


¿Hay que hacer una preparación previa?
En algunas pruebas, sí; en otras, no. El médico le informará en cada caso. En pruebas que requieran la administración de un contraste puede ser necesario estar en ayunas, por ejemplo, en algunas tomografías computadorizadas (TC), resonancias magnéticas (RM), ecografías y pruebas de medicina nuclear. Siempre es mejor llevar ropa cómoda. En algunas pruebas no se pueden llevar metales ni joyas ni otros complementos como clips y agujas en el pelo. Y tampoco se tienen que utilizar cremas, ya que pueden distorsionar la obtención de la imagen.

 


¿Me administrarán un contraste?
A veces, en algunas pruebas, hay que administrar un contraste, pero no siempre. Puede ser que le tengan que administrar uno para hacerle una prueba de rayos X contrastada, una TC, una RM y algunas pruebas de medicina nuclear. Pero, en todos los casos, el médico le informará previamente.

 


¿Cuánto tiempo durará la prueba?
La duración de cada prueba es muy variable. Las pruebas con rayos X son las exploraciones más rápidas (unos minutos), mientras que la TC y la RM pueden durar más (media hora, aproximadamente).

 


¿Tendré alguna molestia?
En general, la mayoría de pruebas no comportan ninguna molestia. En algunas pruebas que requieren contraste puede ser que, en el momento de hacer la exploración, note un poco de calor, pero es momentánea y no quiere decir nada. En las mamografías puede ser que note alguna molestia en la mama porque, para poder explorarla, hay que comprimirla, pero eso también es momentáneo.

 


¿Me tiene que acompañar alguien?
En la mayoría de pruebas no hace falta. Solo si la exploración requiere la sedación o la administración de un contraste, o si hay la posibilidad de que la prueba de diagnóstico por la imagen vaya acompañada de alguna otra intervención, se recomienda que le acompañe alguien.

 


¿Me dormirán?
En la mayoría de pruebas no hace falta la sedación de los pacientes. Solo se considera esta posibilidad en el caso de pacientes problemáticos como, por ejemplo, aquellos que se tienen que hacer una RM y que sufren una claustrofobia extrema y también en el caso de niños a los cuales hay que hacer la prueba y no se están quietos.

 


¿Hay algún riesgo?
Ninguna de las pruebas de diagnóstico por la imagen supone riesgos. El médico las prescribirá cuando sea estrictamente necesario, ya que en algunos casos se utilizan tecnologías de las que no se puede abusar.

 


¿Qué pasa si no me encuentro bien durante la prueba?
Durante todas las pruebas le vigilarán las personas que le realicen la prueba, que estarán pendientes de sus reacciones y de lo que manifieste.

 


¿Qué información tengo que dar al médico cuando me prescriba una prueba?
Si está embarazada o cree que lo puede estar, tiene que informar siempre al médico, que valorará si se puede hacer la prueba o no. Y si sufre alguna enfermedad también se lo tiene que comunicar. La mayoría a veces no interferirá en la realización de la prueba, pero siempre es mejor que el profesional esté informado. Si toma algún tipo de medicación, también es mejor que se lo diga.

 


¿Hay que repetir las exploraciones si cambio de médico o si me desplazo a otro centro?
No es necesario repetir las exploraciones cuando se cambia de médico o cuando hay un desplazamiento a otro centro. Las exploraciones pueden estar disponibles mediante la historia clínica compartida de Cataluña (HCCC) y pueden ser consultadas por los profesionales en diferentes formatos digitales, en el marco de compartición de la información y de los datos que representa esta herramienta.

 


¿Qué es el informe radiológico?

El informe radiológico es el documento que confecciona el especialista en radiología como resultado de las pruebas de imagen realizadas y teniendo en cuenta los antecedentes, su historia clínica y las exploraciones previas. Este informe firmado por el especialista en radiología es para el médico que ha solicitado su examen o prueba radiológica.
A veces, le dirán cuándo y cómo puede recoger el informe, sin embargo, en la mayoría de casos, llegará a su médico para que lo tenga el día que tenga concertada la visita.
Actualmente, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permiten que no sea necesario soporte físico para este proceso, que se puede realizar de forma telemática en tiempo real, desde cualquier punto geográfico o nivel asistencial del sistema público.

 


¿Por qué hay que esperar una vez hecha la exploración del diagnóstico por la imagen? ¿Qué pasa en el servicio de diagnóstico mientras espero el resultado del informe?

Una vez hecha la prueba, el especialista en radiología redacta el informe. Este proceso requiere un tiempo en el que este profesional valora las imágenes obtenidas en la exploración que le han hecho, las imágenes de pruebas anteriores y toda la información que su médico le ha dado (antecedentes, información clínica u orientación diagnóstica).
En algunos casos el especialista en radiología completa la información contactando con su médico personalmente para comentar la exploración, para sugerir otra o para explicar lo que ha visto en la prueba.
En algunos casos completa la exploración haciendo reconstrucciones o nuevas visualizaciones de las imágenes obtenidas, que también requieren un tiempo.
Finalmente, el especialista en radiología redacta el informe para el médico que ha solicitado su examen o prueba radiológica.
Este proceso varía con respecto al tiempo y depende de cada caso. Pero el hecho de tener que hacer más imágenes, hablar con su médico o que el informe tarde más días no implica necesariamente más gravedad o peor pronóstico en el resultado de su exploración.

 


¿Qué es el consentimiento informado?

El consentimiento informado es la conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de sus facultades después de recibir la información adecuada, para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud, en este caso una técnica o exploración de diagnóstico por la imagen.
No todas las técnicas o exploraciones de diagnóstico por la imagen requieren disponer del consentimiento informado, depende de su complejidad y de si son muy invasivas. Su médico le indicará en qué casos es necesario formalizarlo y se lo facilitará antes de que le hagan la técnica o exploración de diagnóstico por la imagen.

Más información (disponible en catalán)

 


¿Qué es una exploración en 3D? ¿Es mejor una exploración en 3D para saber qué me pasa? ¿Por qué a mí no me han hecho una técnica en 3D?
Las exploraciones en 3D (o en 3 dimensiones) son herramientas diagnósticas que se utilizan para situar y caracterizar determinadas estructuras anatómicas o lesiones o alteraciones de estas. Normalmente, las exploraciones de diagnóstico por la imagen se visualizan en dos dimensiones, como por ejemplo las de una radiografía o una ecografía. Las imágenes en 3D se obtienen a partir de reconstrucciones que los aparatos diagnósticos incorporan mediante programas informáticos diseñados con esta finalidad.
Las exploraciones en 3D son una herramienta diagnóstica útil solo en determinados casos y, por lo tanto, no siempre hay que utilizarlas. El especialista en radiología las utilizará cuando sea necesario para valorar y llegar a una conclusión diagnóstica.

 


¿Qué es un contraste?

Un contraste es una sustancia farmacológica que se administra para realizar algunas pruebas de diagnóstico por la imagen. Normalmente, sirve para poder estudiar mejor alguna parte del cuerpo, para completar el estudio o prueba de imagen que le hacen o para ayudar a aclarar el diagnóstico del especialista en radiología.
El uso de contraste no indica, necesariamente, ni más gravedad ni peor pronóstico en el resultado de la técnica que le tienen que hacer. En algunos casos la decisión de administrar contraste se toma durante la realización de la prueba según el criterio del especialista en radiología.
Su médico le indicará qué tiene que tener en cuenta antes, durante y después de administrarle un contraste.
En algunos casos le hará firmar un consentimiento informado.

 


¿Cómo se administra el contraste?

Los contrastes radiológicos se pueden administrar por diferentes vías dependiendo de cada caso. Normalmente las más utilizadas son la vía oral, la rectal o la endovenosa. También se pueden administrar localizadamente en algún punto concreto del cuerpo. Su médico le explicará, en cada caso y en cada prueba, cómo se lo administraran.

 


¿Qué peligros representa el contraste?

Como en cualquier sustancia farmacológica administrada en el cuerpo, y de la misma forma que puede pasar con los medicamentos o con algunos alimentos en personas alérgicas, el contraste puede presentar interacciones o efectos adversos. Normalmente estas reacciones son leves y, en la mayoría de los casos, no representan ningún peligro. En los centros de salud donde se utilizan están preparados para esta eventualidad.
En el caso de alergias conocidas tiene que comunicarlas a su médico, que le indicará la exploración más adecuada en su caso o le prescribirá un tratamiento para poder realizarla. También tiene que comunicarlo al personal médico, de enfermería o técnico que le hará la prueba.

 


¿Cómo se elimina el contraste que me han administrado para hacerme la prueba?
El contraste se elimina de forma fisiológica dependiendo de la vía de administración. En el caso de la vía oral, se elimina por vía digestiva; en el caso de la endovenosa, se elimina por vía renal, a través de la orina.
Es aconsejable tomar líquidos como agua o zumos después de la exploración, especialmente si se ha utilizado sulfato de bario, para facilitar su eliminación natural.

 


¿Una tomografía computadorizada (TC) y una resonancia magnética (RM) se pueden utilizar simultáneamente para un mismo diagnóstico?

Una TC y una RM se pueden utilizar simultáneamente para un mismo diagnóstico, a pesar de que normalmente se utiliza únicamente una de las dos técnicas diagnósticas. En algunos casos puede ser necesario, para llegar al diagnóstico o para concretarlo, hacerlas las dos. El uso de las dos técnicas no indica, necesariamente, ni más gravedad ni peor pronóstico en los resultados.

 


Qué técnica diagnóstica es mejor para saber qué me pasa: ¿la tomografía computadorizada o la resonancia magnética?
En general no hay una técnica mejor que otra para saber qué le pasa. El uso de una prueba o técnica diagnóstica o de otra depende en cada caso de lo que se quiere estudiar (la parte anatómica, el tipo de tejido, etc.).
Los criterios para hacer una técnica u otra se basan en la evidencia científica y en las indicaciones adecuadas en cada caso. El médico que le pide la exploración puede escoger la técnica en función de esto y puede consultar al especialista en radiología, si hace falta, la que sea más adecuada para su caso concreto.

 


¿Todas las personas pueden hacerse una tomografía computadorizada o una resonancia magnética?
En determinados casos no se puede hacer la prueba. Depende de sus antecedentes, de las características de la prueba y del aparato en el que se tenga que realizar.
En todo caso siempre se pueden buscar alternativas diagnósticas para saber qué le pasa.
Siempre tiene que comunicar al personal médico, de enfermería o técnico si está embarazada, está dando el pecho, sufre claustrofobia, tiene alergia al contraste, sufre insuficiencia renal grave o tiene el hígado trasplantado. También tiene que comunicar si está tomando algún medicamento de forma continuada.

 


¿Puedo hacerme diversas exploraciones el mismo día?

Depende del tipo de prueba. Hay exploraciones con contraste que pueden crear artefactos; en las pruebas en las que se utiliza sulfato de bario, es aconsejable dejar un periodo de tiempo entre cada una.
Si tiene más dudas, consulte a su médico.
En este enlace encontrará información de las pruebas.

 


¿Es cierto que la radiación que emiten las exploraciones de diagnóstico por la imagen, como las radiografías o las tomografías computadorizadas (TC), se acumula en el cuerpo a lo largo de toda la vida?
Sí, toda la radiación ionizante que se utiliza en los procedimientos médicos se acumula en el cuerpo y, por lo tanto, se va sumando a medida que se hacen más pruebas. Este es uno de los motivos más importantes para reducir las exposiciones a las radiaciones y para utilizar estas pruebas solo cuando son estrictamente necesarias.

 


¿Por qué a veces no hace falta que me hagan ninguna prueba o exploración de diagnóstico por la imagen para saber qué me pasa?
Las pruebas de diagnóstico por la imagen son exploraciones complementarias. Es decir, complementan la información clínica de los pacientes y la exploración física que les hacen los profesionales para llegar a un diagnóstico. Si la información aportada es suficiente para saber qué le pasa, no hace falta que le hagan ninguna prueba más.