Accés al contingut Accés al menú de la secció
 
Per reproduir correctament aquest contingut és necessari instal·lar el programari Adobe Flash Player. Si us plau, baixeu-vos l'última versió, només us requerirà uns instants.

ECOGRAFÍA

La ecografía es una prueba médica que utiliza ultrasonidos que permiten que una máquina componga imágenes del cuerpo. Cuando esta técnica se utiliza para explorar los vasos sanguíneos se denomina ecografía Doppler.

¿En qué consiste?

La ecografía es un método de exploración que obtiene imágenes del interior del cuerpo utilizando ultrasonidos. Al incidir sobre los diferentes tejidos del cuerpo producen un eco que se traduce en imágenes. Entre sus ventajas con respecto a otras técnicas, destaca que es cómoda para el paciente, inocua y barata; además, se trata de una prueba en tiempo real y que, por lo tanto, permite observar al momento los movimientos de los tejidos, los órganos internos, la sangre circulando o los movimientos de los intestinos.

¿Para qué se utiliza normalmente?

Permite diagnosticar un amplio abanico de situaciones. La más conocida es para el seguimiento del embarazo, pero la utilizan todas las especialidades médicas. La ecografía no es útil para observar las estructuras del cuerpo que tengan huesos o aire.

¿Cómo se realiza?

El paciente está tumbado. En la zona del cuerpo que se quiere explorar, sobre la piel, el médico desplaza una sonda impregnada de un gel que facilita el movimiento. Esta sonda emite y recoge ultrasonidos que rebotan en los órganos. Estos ultrasonidos son los que se traducen en imágenes en tiempo real que se ven en la pantalla del aparato.

¿Cómo se tiene que preparar?

Depende del tipo de ecografía. La mayoría de ecografías no requieren preparación. Las ecografías abdominales pueden requerir estar en ayunas. En la ecografía renovesical se deberá beber agua y aguantar las ganas de orinar. En todo caso, el médico se lo tiene que especificar.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?

No experimentará nada.

¿Quién le hará la prueba?

Un médico especialista le hará la prueba y estará controlándole en todo momento. Puede ser que le vaya haciendo preguntas con el fin de obtener información que complemente lo que ve en la imagen.

¿Quién interpretará los resultados?

Un médico especialista.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?

Se utiliza para estudiar el embarazo, el abdomen (entre otros órganos, la vesícula, el hígado, los riñones, el páncreas, el apéndice...), la próstata, el sistema cardiovascular, la tiroides y los músculos y tendones.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?

Probablemente, la ecografía es la prueba más inocua e indolora que se hace para el estudio de las enfermedades. Los ultrasonidos y la potencia que se utiliza no suponen ningún tipo de riesgo. Por eso se utiliza para embarazadas. En algunos niños puede ser necesaria la sedación para evitar que se muevan.

Otros elementos o aspectos que hay que tener en cuenta

La ecografía también se puede utilizar para visualizar la zona del cuerpo donde tomar muestras de tejidos

También se utiliza como tratamiento con radiofrecuencias y ondas en pacientes con tumores. En algunos casos puede ser necesaria la inyección de un contraste por la vena.

Fecha de actualización: 30.06.2011